Cuál es la diferencia entre espacio Schengen y Unión Europea

El espacio Schengen y la Unión Europea son dos conceptos diferentes pero relacionados entre sí. La Unión Europea (UE) es una organización política y económica compuesta por 27 países miembros que se han unido para promover la paz, la estabilidad y la prosperidad en Europa.

Por otro lado, el espacio Schengen es un acuerdo firmado en 1985 por varios países de la UE que permite la libre circulación de personas dentro de sus fronteras. Actualmente, el espacio Schengen está compuesto por 26 países, incluyendo a la mayoría de los países miembros de la UE, así como a Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza, que no son miembros de la UE.

La diferencia principal entre la UE y el espacio Schengen es que no todos los países de la UE son parte del espacio Schengen, y viceversa. Por ejemplo, el Reino Unido, Irlanda, Rumania, Bulgaria, Croacia y Chipre son miembros de la UE pero no forman parte del espacio Schengen. Por otro lado, Noruega, Islandia y Suiza son parte del espacio Schengen pero no son miembros de la UE.

Además, mientras que la UE tiene un enfoque más amplio e involucra aspectos políticos, económicos y sociales, el espacio Schengen se centra principalmente en la libre circulación de personas y la eliminación de los controles fronterizos entre los países participantes.

Es importante destacar que la pertenencia al espacio Schengen implica ciertas obligaciones y responsabilidades, como la cooperación en materia de seguridad y la adopción de medidas para garantizar la integridad de las fronteras exteriores del espacio Schengen.

Índice
  1. Países de la UE fuera de Schengen
  2. Significado de estar en el espacio Schengen

Países de la UE fuera de Schengen

Existen varios países de la Unión Europea que no forman parte del espacio Schengen, el cual permite la libre circulación de personas sin controles fronterizos. Estos países, aunque no formen parte de Schengen, aún son miembros de la UE y mantienen relaciones estrechas con los demás países de la Unión.

Uno de estos países es el Reino Unido, conformado por Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Aunque el Reino Unido abandonó oficialmente la UE en enero de 2020, sigue siendo parte del mercado único y de la unión aduanera hasta el final del período de transición en diciembre de 2020. Sin embargo, a partir de esa fecha, se implementarán controles fronterizos y visados para los viajeros provenientes de la UE.

Otro país fuera de Schengen es Irlanda, que tiene una situación especial debido al Acuerdo del Viernes Santo de 1998, que puso fin al conflicto en Irlanda del Norte. Esto permite una frontera abierta entre Irlanda e Irlanda del Norte, evitando la necesidad de controles fronterizos. Sin embargo, después de que el Reino Unido salga completamente de la UE, se espera que se implementen controles fronterizos entre Irlanda y el resto de la UE.

Croacia también es un país de la UE que no forma parte de Schengen. Se unió a la UE en 2013, pero aún no ha cumplido todos los requisitos necesarios para unirse al espacio Schengen. Sin embargo, se espera que en un futuro cercano Croacia se convierta en miembro de pleno derecho de Schengen.

Bulgaria y Rumania son otros dos países de la UE que aún no forman parte de Schengen. Aunque se han realizado avances significativos en la implementación de las medidas necesarias, aún no han cumplido todos los requisitos para unirse al espacio Schengen. Se espera que en el futuro puedan cumplir con todas las condiciones y convertirse en miembros de pleno derecho.

Fuera de la UE, pero aún dentro del continente europeo, encontramos a Suiza, un país que tampoco forma parte de Schengen. Suiza tiene acuerdos bilaterales con la UE que le permiten participar en el mercado único y en otros programas de cooperación, pero aún mantiene su propia política de control fronterizo.

Significado de estar en el espacio Schengen

Estar en el espacio Schengen es un privilegio que permite a los ciudadanos de determinados países europeos disfrutar de la libertad de movimiento dentro de esta área sin necesidad de pasar por controles fronterizos. El espacio Schengen, establecido en 1985, es un acuerdo entre 26 países que han optado por eliminar los controles fronterizos entre ellos, facilitando así el tránsito de personas y mercancías.

El objetivo principal del espacio Schengen es promover la integración y la cooperación entre los países miembros, garantizando la libre circulación de personas y fomentando el intercambio cultural, económico y social. Esto ha permitido que los ciudadanos europeos puedan viajar por la mayoría de los países de la Unión Europea sin necesidad de pasaporte ni visado, lo que ha facilitado enormemente el turismo y los negocios en la región.

Además de la libre circulación, estar en el espacio Schengen también implica una mayor seguridad. Los países miembros colaboran estrechamente en la lucha contra el crimen transfronterizo, intercambiando información y cooperando en la gestión de fronteras. Esto contribuye a la creación de un espacio más seguro y protegido para todos los ciudadanos.

Para los países que forman parte del espacio Schengen, pertenecer a este acuerdo también implica una serie de responsabilidades y compromisos. Entre ellos se encuentra la necesidad de mantener estándares comunes en cuanto a control de fronteras, inmigración y asilo, así como la cooperación en la gestión de visados y el intercambio de información sobre seguridad.

Hasta luego, amigos, ¡hasta nuestro próximo viaje juntos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para asegurar que obtenga la mejor experiencia en nuestra página. Leer más